Un poco de historia

Tradicionalmente, las empresas que tenían que abordar una nueva campaña de marketing han optado por dos sistemas muy diferentes:

  • epiensa en el plan de marketing de tu empresal primero de ellos, más antiguo, consistía en que la persona encargada de la misma (que en pymes solía coincidir con el director de área o director general de la empresa) dirigía hasta el último detalle de la campaña. En épocas en que todavía no había empresas de publicidad o especializadas en marketing, solía ser la solución más efectiva. Con la aparición de este tipo de empresas, los que seguían utilizando el sistema anterior quedaban atrás respecto a aquellas empresas que delegaban este tipo de proyectos en empresas de marketing.
  • Así llegamos al segundo sistema: las empresas delegan sus campañas en empresas especializadas. En efecto, la ventaja que conseguían con este sistema respecto a aquellas empresas que seguían el método “Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como”, era realmente espectacular: en los años en los que la diferencia entre campañas se marcaba por el tamaño del anuncio (literalmente), estas empresas especializadas comenzaron a marcar la diferencia gracias al talento creativo. Pasar de anuncios en periódicos y vallas publicitarias buscando el tamaño más grande a buscar la forma de llamar la atención con el contenido.
    Con la estandarización de internet y las redes sociales los anuncios en periódicos pasaron a desaparecer y, con ellos, todos los estándares que por tradición albergaban los anuncios en nuestra vida cotidiana. ¿Quién no recuerda esos listines telefónicos, las páginas amarillas, con 4 y 5 kilos de anuncios repartidos en miles de páginas? Hoy en día, a nadie se le ocurriría buscar anuncios en esos listines porque, entre otras cosas, casi nadie los tiene en casa.
    Hoy en día, facebook, twitter, linkedin, instagram, los blogs y las páginas web son los medios más habituales (y más efectivos) para insertar la publicidad. Las empresas especializadas en marketing se han estandarizado y nadie duda de
    que son las indicadas para establecer campañas creativas si queremos obtener resultados óptimos.

Entonces, ¿cómo dirigir tus campañas de marketing?

revisamos contigo el trabajo de diseñoNo cabe duda de que una empresa de marketing, de publicidad o de diseño gráfico tiene la capacidad de crear una gran campaña. Pero… ¿hasta qué punto se va a adaptar a la realidad de nuestra empresa si realmente acabamos de contratarles y no nos conocen?

Por otro lado, ser CEO de una empresa no implica tener todos los conocimientos sobre cómo resolver todas las necesidades que tenga la empresa. Entonces, ¿cómo dirigimos nuestras campañas de marketing?

El “work in progress” es la SOLUCIÓN:

Las empresas de diseño gráfico o de marketing que usan el sistema de “work in progress” diseñan tu campaña estableciendo ciertas fases en las que el encargado de la campaña (CEO, delegado regional, director de marketing, etc.) colabora con la empresa especializada, aportando los datos necesarios para que el resultado final sea el óptimo, 100% adaptado a la realidad de la empresa, 100% al gusto de la empresa.
Es la mezcla idónea entre la dirección, la supervisión y la delegación. Aquí tenemos un ejemplo resumido en 4 pasos:
¡Pincha aquí para descubrirlo!