Una imagen coherente y única es el sello del éxito de toda gran empresa.

La imagen corporativa no es más que el reflejo de cómo es una compañía, de su personalidad, refleja toda una serie de valores y emociones con los que el cliente se siente identificado.

Una imagen corporativa trabajada ayuda a la fidelización de los usuarios, así como al incremento de la popularidad de la marca.

Por tanto, la importancia de cuidar la imagen corporativa incrementa conforme pasa el tiempo, puesto que son cada vez más empresas que compiten en un mercado limitado. Además, la innovación da pie a que las empresas apuesten por productos mucho más transgresores y disruptivos, por lo que los conformismos y la pasividad empresarial no valen actualmente.

A través de la imagen corporativa, conseguimos que nuestros clientes o nuestro público objetivo se sienta identificado con los valores y filosofía de nuestra compañía. Además, el porcentaje de fidelización incrementa sobremanera, puesto que la marca está al tanto en todo momento de cuáles son las necesidades y expectativas de su público objetivo.

Otra de las cuestiones por las que es importante la imagen corporativa es porque dota de coherencia visual a la marca, es decir, hay una homogeneidad y una relación entre todos y cada uno de sus elementos, a nivel gráfico como de comportamiento y comunicación. Por tanto, los productos y servicios de la compañía son fácilmente identificables. Por ejemplo, en los productos de Apple. Al margen de llevar el logo, son productos que identificamos con un simple vistazo.

La imagen corporativa, además, incrementa el valor de los productos o servicios ofrecidos por la marca. Una empresa preocupada por su imagen, es una empresa detallista, que cuida los detalles y, por tanto, una empresa confiable y que se preocupa por el usuario.

La imagen corporativa también ayuda a que una empresa se fortalezca y de seguridad y confianza al usuario. Además, la imagen corporativa da una gran sensación de profesionalidad, que al final es lo que todos buscamos en los productos que adquirimos. Lo importante es generar un orgullo de pertenencia a una marca con unos valores y objetivos muy marcados y destacables.

Es importante que tengamos en cuenta la importancia de la imagen corporativa cuando vayamos crear una empresa, ya que esta será determinante para el devenir del nuevo negocio. La imagen que tienen los consumidores sobre las empresas es uno de los factores que más influyen en la decisión de compra de los consumidores. Por ello, hay que construir la imagen de marca cuidadosamente, para que nuestros clientes tengan buenas opiniones sobre nuestros productos y marcas.

Fuente: emprendepyme


© ZUERADESIGN, S.L. 2020


Página web diseñada y creada por ZUERADESIGN, S.L. en 2020

× ¿Cómo puedo ayudarte?